Consejos a la Hora de Bloguear un Negocio

Bloguear para un negocio es como resolver un cubo de Rubik.

Hay muchas maneras de hacerlo, todos creen secretamente que saben cómo, y equivocarse puede dejarte lleno de rabia.

Pero aquí está la verdad – bloguear es simple. Y es una manera de ahorrar dinero sin sacrificar el tráfico o los clientes potenciales.

Siguiendo algunos principios básicos puedes convertir tu blog en uno en el que la gente quiera participar, y desde ahí el cielo es el límite.

Cuando el promedio de gastos de marketing en todas las industrias se sitúa entre el 8-10%, encontrar maneras de mejorar tus esfuerzos de marketing gratuito puede hacer una gran diferencia para tu negocio a largo plazo.

Entonces, ¿cómo se puede hacer un blog para su negocio de manera que atraiga a la gente?

La respuesta a esa pregunta podría (Y ha) llenar innumerables libros, guías y tutoriales vendidos por ‘gurús’ y ‘ninjas’ que afirman descubrir el elixir secreto del éxito.

Así que para ahorrarte la entrada a una de sus charlas (Y las inevitables quemaduras que obtendrías al caminar sobre sus carbones calientes de conocimiento sobre blogs) aquí hay 3 consejos GRATUITOS para ayudarte a mejorar tu escritura y empezar a tomar control de tu blog en el 2020 y más allá.

Consejo #1 – NO UTILIZAR MAYÚSCULAS EN EXCESO

Las mayúsculas tienen un lugar en su contenido.

Usar las mayúsculas al principio de una oración, o cuando se usa el Título en mayúsculas – un estilo de escritura común para ayudar a que los titulares se destaquen.

Pero pensar que más letras mayúsculas significa una atención más positiva es un gran no-no.

El uso excesivo o aleatorio de las mayúsculas simplemente parece descuidado. Además, el uso excesivo de las mayúsculas puede hacer que los clientes potenciales se alejen.

Este tipo de lenguaje se presenta a los consumidores como una táctica barata y fácil que se utiliza para generar tracción y compensar la debilidad del texto.

Aunque puede atraer la atención inicialmente, es poco probable que un consumidor siga interesado si las palabras de su blog contienen poca o ninguna sustancia o proporcionan algo que despierte un interés real.

De hecho, es probable que una sola ocasión de uso excesivo dañe la credibilidad general de su negocio.

A NADIE le gusta que le hablen así.

Así que manténgase al tanto de su gramática y escriba de la manera en que sus clientes prefieren leer. Es mucho más efectivo, y un mejor uso de su tiempo, concentrarse en crear titulares llamativos y genuinamente interesantes. Por lo tanto, evite las técnicas baratas basadas en el formato y busque la calidad a través de lo que dicen sus palabras. No como lo dicen

Consejo #2 – ¡Deje de Usar Tantos Signos de Exclamación!

Los signos de exclamación se han vuelto cada vez más comunes hasta el punto de que se usan en todo tipo de textos, desde el marketing por correo electrónico hasta los medios sociales y las páginas de destino.

No los necesita.

Como regla simple, sólo use un signo de exclamación si literalmente le grita esa frase a alguien en la vida real.

Si usted dijera esa frase escrita en un volumen normal, conversacional, perdería el signo de exclamación.

De acuerdo con una guía gramatical del 2005 (Historia antigua ahora) el signo de exclamación era «indica dolor extremo, miedo, asombro, enojo, asco, o gritos.»

Si ninguna de esas emociones se aplica a la copia de su blog, es hora de perder el signo de exclamación demasiado utilizado y volver a lo básico.

Una vez más, deje que el valor de su contenido sea lo que resalte, no la forma en que lo formatee.

Sugerencia #3 – Corte la Jerga

Todo el mundo es un experto en estos días.

No se puede navegar por un blog sin leer las credenciales de un ‘especialista en higiene aérea’.

Si usted es un limpiador de ventanas – sólo diga que es un limpiador de ventanas.

A medida que las audiencias y los consumidores se vuelven más y más inteligentes, lo que podría haber funcionado hace 5 o 10 años ahora parece pegajoso. La gente puede ver a través de las grandes palabras y la jerga de la industria. En lugar de proyectar un aura de autenticidad y confianza, dice que estás tratando de inflar tu propósito y engañar a tu audiencia.

La próxima vez que te sientes a escribir una entrada de blog o un artículo, corta hasta el fondo lo que estás tratando de decir y haz lo mejor que puedas para mantenerlo.

Como buena regla, una vez que hayas terminado tu primer borrador, tómate un tiempo, luego vuelve y busca recortar un 20%. Este 20% estará lleno de todas las palabras, oraciones y jerga extra que no son centrales para el artículo.

Y al eliminarlas, habrás eliminado el exceso de mármol para dejar el simple, poderoso y valioso mensaje que brilla debajo como una obra de arte.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.